Skwama - La Sportiva

El pie de gato Skwama de La Sportiva es uno de los pies de gato de alto rendimiento para afrontar los pasos más duros.
Construido para que ajustes como una segunda piel, con un equilibrio perfecto entre dureza, sensibilidad y precisión

Recíbelo en 24/48 horas Envío gratis

119,00 €

Al comprar este producto puede obtener hasta 11 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 11 puntos que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 2,20 €.


El modelo Skawama de La Sportiva es uno de los pies de gato en el concepto de bailaria más completos del mercado, en el que se nota que la marca italiana ha puesto toda su experiencia al servicio del diseño, logrando un pie de gato con unas prestaciones excepcionales.

El Skwama podría verse como una evolución del modelo Python pero es mucho más que eso, de hecho, prácticamente no tiene nada que ver.

Una horma algo más ancha de lo que La Sportiva nos tenía acostumbrados y una construcción tubular hacen que los dedos no se sientan tan aprisionados y se pueda sentir hasta el más minimo relieve de la roca.

La nueva horma performada presenta una solided muy buena lo que aporta al pie de gato una sensación de estabilidad y control muy altas.

El talón es la nueva propuesta de La Sportiva, que también lo incorpora el modelo Otaki, y que sin resultar tan duro como el del modelo Solution, presenta una rigidez más que adecuada para la mayoría de problemas tanto en vía como en bulder.

  • Exterior: Microfibra en combinaciòn con piel de ante, construcciòn tubular
  • Forro: No
  • Ajuste: Medio
  • Media Suela: LaSpoFlex 0,8 mm + P3 System
  • Suela: Vibram® XS Grip2 4 mm
  • Peso: 420 g (el par en media 39)

Decir que el ajuste de este pie de gato es excelente, y las sensaciones nada mas calzarnosle excepcionales

Reseñas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Skwama

Skwama

El pie de gato Skwama de La Sportiva es uno de los pies de gato de alto rendimiento para afrontar los pasos más duros.
Construido para que ajustes como una segunda piel, con un equilibrio perfecto entre dureza, sensibilidad y precisión